Caluroso recibimiento a los campeones de la OK Liga

liceoFuente: laopinioncoruna.es.- El aeropuerto de A Coruña se despertó ayer por la mañana con una alegre sorpresa. Los campeones de la OK Liga tenían previsto llegar a Alvedro un poco más tarde de las 14.00 horas y los seguidores del hockey sobre patines engalanaron la terminal herculina con los colores verde y blanco. El Liceo hizo su aparición ante un centenar de personas cuando el reloj casi marcaba las tres de la tarde. Sin embargo, la fiesta comenzó mucho antes.

Los aficionados, las familias y algunos curiosos se agolparon poco a poco en la puerta de salida de pasajeros para recibir a sus héroes. Incluso los canteranos Pablo Fernández, Alberto Bodelón y César Carballeira esperaban impacientes a sus compañeros.

«Cuánto sufrimos», se oía decir entre risas y cánticos. El duelo final contra el Lleida fue de infarto pero tuvo su recompensa. «Sufrí muchísimo. Vi las cosas muy complicadas al final del partido. El Barça iba ganando, no nos salían las cosas y tuvimos esa fortuna del gol de Josep (Lamas) que nos abrió la luz», relató Toni Pérez al bajar del avión. «Valió la pena toda esta temporada trabajando. Llevábamos líderes desde la segunda jornada y estamos muy contentos», explicó uno de los máximos goleadores del club coruñés con 38 tantos.

Ahora la liga ya tiene dueño. Un Liceo que sigue agrandando la leyenda a pesar de los obstáculos. «Siempre merece la pena sufrir. Han trabajado en los entrenamientos, han luchado muchísimo durante todo el año. Cuando consigues el premio vale la pena todo lo que has hecho. Ahora toca celebrar», añadió Carlos Gil.

La felicidad estaba grabada en la cara de todos los jugadores que han puesto su granito de arena en esta temporada. Las ganas de festejar venían en aumento y un autobús con el cartel de campeones esperaba a la plantilla verdiblanca a la salida del aeropuerto. «La gente viene muy contenta, disfrutando después de tanta tensión de estos últimos tiempos. Todos están disfrutando y celebrando», aclaró el técnico argentino.

Los compañeros de vuelo del Liceo comentaban que «fue imposible descansar durante el trayecto» porque los gritos de euforia no cesaron en ningún momento. «Veníamos en el avión con muchas ganas de seguir festejando y estar aquí con nuestra gente. La afición tiene su parte de esta liga y queremos celebrarlo con ellos», declaró el jugador asturiano.

Para Carlos Gil ahora llega «el momento de sopesar lo conseguido y lo que se ha hecho» para «compartirlo con una ciudad» completamente entregada a su equipo.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.