El Gijón Solimar, recibido en la Zarzuela

Hocheygijon32Fuente: elcomercio.es.- Una recepción ‘real’ en la que tuvo cabida, incluso, un punto de improvisación. El Gijón Solimar vivió ayer una jornada muy especial con la Reina de España como protagonista. Doña Sofía recibía ayer en el Palacio de La Zarzuela al primer equipo femenino del Solimar, la escuadra más laureada del Principado, además de a su directiva y cuerpo técnico, en su condición de dobles campeonas de la Copa de la Reina, títulos que obtuvieron en las campañas 2011-2012 y 2012-2013.

Había nervios, más que en un partido, en las filas gijonesas en esta ocasión. No era para menos. Pero en cuanto Doña Sofía tomó las riendas de la recepción, todo fue sobre ruedas en un acto que también contó con la presencia del edil de Deportes de Gijón, Pedro Barbillo, del director general de Deportes del Principado, José Ramón Tuero, y del presidente de la Federación Asturiana de Patinaje, Hugo Novoa, así como del exentrenador del equipo Fernando Sierra, bajo cuya batuta se logró la primera Copa de la Reina y alma máter de este proyecto deportivo, que acumula ya cuatro copas de Europa y una Liga, además de las dos copas ya citadas.

«En cuanto se fueron los medios de comunicación, pudimos estar unos quince o veinte minutos con la Reina, charlando de una manera más distendida», explicaba Juan Ramón Naves, presidente del Solimar, quien calificaba de «distendido» el encuentro con doña Sofía.

Fue el propio Naves, a preguntas de la reina, quien le contó a doña Sofía la historia del equipo. También le habló del sacrificio que supone para estas jugadores competir a tan alto nivel, de las dificultades económicas del Solimar tras perder a su anterior patrocinador y del esfuerzo que implican los desplazamientos. Como ejemplo, el viaje de ayer, en el que la expedición partió a las cinco de la mañana en autocar desde Gijón y aprovechó esta recepción para adelantar a ayer un partido de la OK Liga para ahorrar gastos.

La Reina les contó sus experiencias como deportista -llegó a ser suplente en el equipo de vela de Grecia en los Juegos de 1960- y se interesó por las condiciones de entrenamiento de las jugadoras. Incluso apuntó la posibilidad de acudir a presenciar una final de la Copa de hockey patines a la que da nombre. «Pues entonces sí la organizamos en Gijón», se oyó de entre las filas del Solimar.

Fue la propia reina quien se colocó la insignia del club -realiza por la portera Christina Klein- y que le fue entregado junto con una bufanda de la entidad. «El control de seguridad duró más que la otra vez y llegamos justos a la recepción, así que no pudimos hablar con el responsable de protocolo y hubo que improvisar… Al final, el pin lo cogió ella», relataba Naves sobre un acto en el que la reina asumió el papel de capitana y repartió juego entre unas jugadoras más tímidas en Zarzuela que sobre la cancha.

La técnico, María Fernández, sí se lanzó ya con el ‘partido’ avanzado y se presentó a doña Sofía: «Yo soy la entrenadora, aunque no lo parezca», dijo ‘Pulgui’, que no ha cumplido los treinta, aludiendo a su juventud.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.