Rubén Gómez, nuevo entrenador del CP Las Rozas femenino

13681058_544182652446784_5514841926500426076_nFuente: clubpatinlasrozas.com.- Rubén Gómez Calleja (Madrid, 1983) llega a Las Rozas como nuevo entrenador del equipo femenino de OK Liga femenino procedente del Alameda, club al que ha estado ligado durante los últimos cuatro años. Pero su equipo de toda la vida es el Alcobendas, donde llegó a jugar tres años en Primera hasta que, a los 21 años, una dura lesión de tobillo, junto a la presión en casa por los estudios, le obligaron a tomar el camino de entrenador.

Él ya llevaba entrenando desde los dieciseis años, con todas las titulaciones. Se licenció en Derecho, y en Criminología, pero como su pasión el deporte, siguió en el hockey como entrenador y montó una empresa de extraescolares junto a Sergio Layunta, director deportivo del Alcobendas.

En Alcobendas consiguió buenos resultados como entrenador, llevó en Juvenil y en Junior a la mayoría de los jugadores que llegaron a Primera División. Hace cuatro años que fichó por el Alameda de Osuna como un reto personal e hizo crecer a ese club. En la Federación Madrileña de Patinaje ha estado cuatro años como seleccionador masculino, hasta el año pasado, que fue director deportivo de la Federación o Coordinador de Selecciones, y este año empieza como Director Técnico de la Federación. Ahora da un nuevo giro a su vida al comprometerse con el Club Patín Las Rozas.

¿Cuáles son las metas que te planteas en Las Rozas para esta temporada 2016-2017?
Desde la humildad, lo que puedo prometer a día de hoy es trabajo y mucho esfuerzo, mucha ilusión, ganas, compromiso. Es muy diferente el hockey femenino del masculino. Aunque tuve experiencia con las chicas Sub 13 en el Alameda, esto es diferente, un equipo senior, un reto muy bonito. También es un reto poder entrenar en la máxima categoría.

¿En qué son diferentes el hockey femenino y masculino?
Fundamentalmente la fuerza, el físico… pero creo que es posible jugar muy bien al hockey con las chicas. Te diviertes. Yo me sorprendí gratamente el otro día viendo vídeos de OK Liga del año pasado. Me esperaba que iba a ser un hockey mucho más lento, menos físico, más impreciso, y ni mucho menos. Es un hockey muy atractivo. A veces son etiquetas que se ponen, pero yo noto que la jugadora es más aplicada en pista y al jugador le cuesta más estar sujeto a sistemas. Las chicas son disciplinadas, ordenadas, perfeccionistas. Yo llevo doce años llevando a diferentes equipos masculinos de Liga Sur y entiendo que no hay tantas diferencias. Estoy ligado a la Federación Madrileña, con la selección Sub 18, aunque tampoco es un equipo senior. Hace unos años vi también a la base del Alcorcón, al equipo de Vara, de Dolores, de Lucía…

¿Conoces ya a las jugadoras roceñas? ¿Qué les vas a pedir? ¿Qué esperas de ellas?
Conozco a algunas de haberlas visto en tecnificaciones, pero no personalmente, salvo a Marina y a Sonia, con las que he coincidido varias veces. A Marina más porque es de mi quinta y a Sonia de haberla tenido en la selección madrileña.

Lo primero que les voy a decir en la primera charla de septiembre es que va a haber una cosa innegociable que es el esfuerzo en pista, la defensa, las ganas y la ilusión. Que cada día que pase sea un reto para ellas y una oportunidad: Que si eres la octava jugadora, hagas todo lo posible por ser la séptima, y que si eres la cuarta en pista, que hagas todo lo posible por ser la titular con más minutos. El resto ya vendrá. Que no puedo garantizar resultados, que lo único que quiero es que estén a muerte conmigo. Que confíen en mí.

¿Vas a continuar misma técnica que las mantuvo en OK Liga la pasada temporada?
Primero quiero verlas. Soy un entrenador al que le gusta que sus equipos no solo ganen sino que jueguen bien. El que es un loco de esto pretende plasmar sus ideas en la pista. A lo mejor no puedo meter tanta carga táctica porque vienen jugadoras nuevas, yo soy nuevo, la pista probablemente sea nueva…

¿Te gusta más el ataque o la defensa?
Yo soy más de ataque. Me gusta arriesgar, y que los jugadores también se diviertan, y lleguen. Prefiero ganar 8-6 que ganar 1-0. Lo que te gusta es el juego rápido y los goles, que sea un deporte divertido. A diferencia de lo que se ve el la tele, en la pista se ve esa rapidez. ¿Para qué llevas patines? Para correr. Si no haces un juego rápido aburres a todos, a la defensa, al ataque y al espectador.

Ya sabrás que para presionar a las chicas es conveniente usar un lenguaje algo diferente…
Ese mi talón de Aquiles, el tema emocional. También es un reto para mí, importante en lo personal. Al chico le puedes meter caña y reacciona, y con la chica hay hablar más, ser más psicólogo. Muchas veces soy un entrenador muy exigente, con mucha ambición, muy ganador, quizá por la escuela que he tenido. Es un reto conseguir tener a todas enchufadas al máximo en el plano emocional, llegar a las jugadoras en el tú a tú. Espero que se me de bien. Es una meta que me he propuesto.

¿Conociste a Charly en Alcobendas? ¿Le ha sido fácil convencerte para entrenar a Las Rozas?
Sí, hombre, a Charli le conocí como entrenador cuando él estuvo en Liga Sur como viéndole jugar durante muchos años. Yo estaba en base y él en el primer equipo. Nos ha costado un poco ponernos de acuerdo al final, por el compromiso que yo intento adquirir. Yo soy un chico de club. En mi vida, el único club en donde he jugado es el Alcobendas. Cuando doy el paso de cambiar a otro club no es porque esté descontento en Alcobendas, sino porque quiero crecer. También tengo buenos sentimientos hacia el Alameda, después de conocer allí a toda la gente. Llevo años hablando con Charly y viendo que vamos en la misma línea.

Para terminar, me gustaría preguntarte cómo ves el hockey madrileño, con el catalán como referente.
Somos la comunidad que más crece en número de fichas. También hemos coincidido una serie de entrenadores que nos dedicamos profesionalmente a esto. Hasta ahora, salvo dos o tres personas en Madrid, la mayoría compatibilizaba sus trabajos. No se había profesionalizado nunca. Al juntarse gente que su pasión es el hockey lo que se ha hecho es trabajar, y a base de trabajo se ha subido el nivel de hockey. En Alcobendas, salvando hornadas de jugadores excelsos que salían cada diez años con los que podías luchar contra un equipo catalán, el problema es que aquí había menos jugadores que allí.

¿Y qué hay que hacer para que aumente la afición?
Yo creo que promoción total, desde las instituciones hasta la gente que está trabajando en los colegios de Madrid, que cada vez se conozca más, que cada vez haya más pistas de hockey, que se fomente el hockey y el patinaje y que se sea serio a la hora de trabajar, que es lo que a veces también falta. El paso de colegio a club es muy complicado por las instalaciones. En baloncesto y fútbol hay muchos equipos porque tienen instalaciones. Tú quieres ponerte a jugar al hockey en un colegio y tienes que poner unas delimitaciones, unas vallas, tienes que tener un suelo que sea de hormigón pulido, o tener un pabellón por si te llueve. Es complicado, porque es un deporte “caro”, entre comillas, que no es como el fútbol, que con cualquier deportiva te puedes poner a jugar. Si no tienes la facilidad para poder hacerlo, cuesta sacar esa actividad adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: