Guillem Pérez: «Más presión de la que me pueda poner yo, nadie me la va a poner»

guillem_perez_sporting_font_sportingFuente: totsantcugat.cat.- Guillem Pérez, que el año pasado dirigió al Vendrell, siendo el técnico más joven de la OK Liga, se pone manos a la obra en su nuevo club, el Sporting de Portugal, y comienza hoy la pretemporada.

Comienza una nueva etapa muy ilusionante.
La verdad es que sí. Es una ilusión brutal. Es un reto. Desde muy pequeño todo el mundo tiene claro que lo que quiere es intentar lograr lo mejor. Y, en mi caso, no es que vaya alcanzar lo mejor sino que a mí me permite seguir creciendo, y creciendo a grandes pasos. Tengo muchas ganas y motivación para entrar en un proyecto que es grande.

Con su fichaje por el Sporting, un club europeo de mucho prestigio, cualquier otro entrenador hablaría de otro modo. Para usted lo más importante es seguir creciendo como entrenador. Esto dice mucho de usted.
Yo lo entiendo así. En el fondo lo que todo el mundo necesita es tener motivaciones para crecer, para aprender. Si cada día que pasa uno no sigue aprendiendo, se detiene y no hace nada. El hecho de ir a alcanzar un reto muy grande hace que mi visión de lo que yo pueda aprender en el Sporting es espectacular. Cuando cambias debe ser por eso: para ir algún lugar que te suponga un esfuerzo brutal, no sólo físico, mental, social, de todo, sino que te permita, sobre todo, crecer como persona y como entrenador. Poder dar el máximo de uno mismo. Te hará ser mucho mejor.

Pero en el Sporting le pedirán, sí o sí, resultados.
Sí, sí, pero no más de los que me pido a mí mismo. Cuando he entrenado equipos de base, para mí los resultados son que aquellos niños al día siguiente sean mejores jugadores. Cuando en el Sporting me pidan ganar una competición, no creo que me suponga ninguna presión añadida. Más presión de la que me pueda poner yo, nadie me la va a poner. De eso estoy convencidísimo! Lo que necesito es que los jugadores que yo entrene mañana sean mejores. Si mañana son mejores y pasado también, por ganas y esfuerzo no nos ganará nadie. Esto lo tengo muy claro. Sólo hace falta que pasen los días y tener mucha paciencia. Y ya está.

¿Qué objetivos deportivos le ha marcado al Sporting?
Que el equipo esté lo más arriba posible. El Sporting ha hecho una inversión muy importante en el equipo. Después del fútbol, la sección de hockey patines es la más importante. Es un club muy grande y lo que quiere es ganar, en todas las secciones, y que sus equipos estén en la parte alta de la clasificación.

Cualquier entrenador quiere ganar títulos.
Tengo la suerte, y no utilizo nunca la palabra suerte porque no creo en ella, de haber perdido muchas finales y muchos títulos. He perdido cuatro finales del Campeonato de Cataluña, dos del Campeonato de España, dos del Campeonato de Europa y dos del Campeonato del Mundo. No me preocupa haber perdido una final. Si hubiera ganado alguna sería tener polvo en la estantería de casa con una medalla o una copa. He aprendido de haber perdido tantas cosas! Es brutal! He aprendido mucho más que si las hubiera ganado, segurísimo. No me preocupa ganar títulos o no. El problema es que los títulos tienen que ganar porque si no, a veces, parece que no hagas tu trabajo. Creo que es muy importante merecer el objetivo o el resultado. Si después lo consigues, o no, hay muchos factores que lo determinan.

En el CE Moritz Vendrell sólo ha estado una temporada. ¿Qué balance hace?
Ha sido un privilegio. Por la edad que tengo, 33 años, poder entrenar un equipo que no sólo juega en la OK Liga sino que también lo hace en la Copa de Europa. Cuando era pequeño tenía la ilusión de poder llegar a entrenar a un equipo de la OK Liga, pero no me lo esperaba. Lo he vivido y lo he disfrutado mucho.

En los últimos años ha sido el seleccionador español sub-21, ha dirigido el CE Moritz Vendrell en la OK Liga y ahora entrenará al Sporting. ¿Cuál será el siguiente paso?
Todo ha venido muy deprisa. Yo soy un entrenador de equipos de base, que circunstancialmente estoy entrenando equipos seniors. Yo he entrenado todas las categorías. Sólo me falta entrenar a un equipo de Primera Nacional. El paso siguiente es aquel que me exija el cuerpo para continuar aprendiendo. Mi ilusión es volver a entrenar en la base. El problema de entrenar en la base es que no puedes vivir. Y aquí estará el dilema, pero no me preocupa porque he sobrevivido muchos años del hockey y puedo volver a hacerlo. No tendré ningún tipo de problema. No quiero crecer en el ámbito de grandes proyectos, sino, sobre todo, crecer, que es lo que me pide el cuerpo. El día que se me acabe la oportunidad de entrenar a un equipo grande, como es el Sporting, entrenaré aquel equipo que crea que me puede seguir dando más.

Cuando comenzó a entrenar, algún día pensó que viviría de lo que más le apasiona, entrenar?
Sí, porque era lo que quería. Lo tenía en la cabeza. Tenía muy claro que tenía que hacer para vivir del hockey sobre patines. Además, cuando tenía 14 o 15 años, una profesora de mi escuela me dijo que dedicaba demasiadas horas al hockey sobre patines y que con el hockey sobre patines no me ganaría la vida. A raíz de esta situación hice un cambio y voy interiorizar aún más mi sentimiento de querer ser entrenador. Y no sólo es vivir, es estar dentro del mundo del hockey sobre patines. No es decirlo, es hacerlo.

A pesar de estar en la condición que está, asegura que quisiera volver a entrenar equipos de base… Esto no lo diría ningún entrenador…
Los proyectos no los valoro por lo que me pagan o por los títulos que pueda ganar si no por la dificultad que me genera. Yo estaba en Maçanet, entrenando equipos de base, con jugadores muy buenos, espectaculares, y gané Campeonatos de Cataluña. Y lo dejé por un equipo senior femenino, el CH Cerdanyola, que estaba luchando por no bajar de la OK liga. Llegué a un club que estaba muy desestructurado. Y eso era lo que me motivaba. Me motivaba volver a empezar, a coger un equipo que no sabía cómo funcionaba. Y fueron las dos temporadas que más he aprendido como persona y entrenador. Los proyectos los escojo por la dificultad que me puede generar. Y por el retorno, cuanto más difícil es el proyecto más retorno tendré después.

¿Qué opina del primer equipo masculino del Patín Hockey Club Sant Cugat de la próxima temporada 2016-2017, con nuevo entrenador y dos nuevos jugadores?
De entrada, para mí fue una sorpresa espectacular que esta pasada temporada el PHC Sant Cugat haya luchado para ascender a la OK Liga. En mi opinión no tenía grandísimos jugadores, pero logró tener un gran equipo. La Primera Nacional es una categoría muy, muy difícil. Tener grandes jugadores no te garantiza subir a la OK Liga, te garantiza tener un buen equipo. Y lo lucharon hasta la última jornada y, esto, tiene un mérito importante, además, con tantos jugadores jóvenes. En cuanto a la plantilla, esta próxima campaña dan un paso adelante clarísimamente. Han fichado dos jugadores, David Martínez y Jordi Gabarra, que son jugadores de OK Liga de calle, y un entrenador, el Juan Carlos Vadillo, que es un muy buen entrenador. Tienen todas las opciones. El objetivo del PHC Sant Cugat no debe ser subir sí o sí en la OK Liga sino garantizar el futuro del club. Es el club de Cataluña con más jugadores. Y, éste, es el futuro. De la cantidad hay que llegar a la calidad. A veces, de la cantidad no sacas ningún jugador. Por eso es muy, muy importante invertir en la calidad de los entrenadores.

Le gustaría entrenar algún día al PHC Sant Cugat?
Sí, por supuesto. Por diferentes circunstancias no se ha podido dar el caso. Es el club en el que he jugado más años y en el que me formé desde muy pequeño. Es un club al que le tengo mucho aprecio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.