Albert Casanovas: “Aun me emociono ahora”

Foto: Luis Velasco / RFEP

Fuente: lesportiudecatalunya.cat.- Albert Casanovas (Reus, 1985) recordará en 2017 toda la vida. El pasado sábado ganó el mundial con un gol suyo de penalti en el último lanzamiento -4/4 en todo el campeonato – en su debut en un mundial, y el curso pasado levantó la copa de Europa con el Reus, en Lleida. Ha sido el líder espiritual de la remodelada selección española que ha recuperado el título.

Un éxito prematuro justo el año de la “revolución”?
Visto exteriormente puede sorprender que la renovación se ha hecho prácticamente al cien por cien tras una etapa con jugadores de una talla mundial contrastadíssima. Alejandro Domínguez, el seleccionador, hizo una apuesta muy arriesgada para gente muy joven, con mucho talento pero muy joven, y jugadores como Marín, Adroher o yo, que tenemos más edad, pero que tampoco, salvo Adroher, teníamos una experiencia demasiado dilatada en mundiales. Pero los que hemos estado dentro casi durante dos meses trabajando muy duro sabíamos que estábamos haciendo un buen trabajo y que aspirábamos a todo. Quizás los frutos han salido mejor de lo que todos se esperaba. Domínguez nos decía que era un proyecto para desarrollar en varios años.

La liberación de presión, por lo tanto, fue clave?
Sobre todo para los más jóvenes. El técnico ya dijo que no fuéramos a Nanjing con la idea de que era un examen. En los tres primeros partidos de grupo tal vez no hicimos nuestro mejor juego. Hicimos un planteamiento quizás demasiado directo pero contra rivales de más entidad planteamos de manera diferente los partidos. Tanto Alejandro como Ricard Ares, el segundo técnico, estuvieron acertadísimos contra Italia, en las semifinales, y Portugal en la final, y el equipo lo supo aplicar a la perfección. Esta fue la clave del éxito. Quedé muy sorprendido del nivel con el que Chile y Mozambique se presentaron en el mundial. No es que no les respetáramos, pero hemos aprendido que tal vez hicimos un juego demasiado directo y hemos comprobado que si hubiéramos sido un poco más conservadores, seguro que los habríamos ganado por goleada.

Qué tiene Domínguez, que ya obtuvo el título mundial con las chicas hace dos años?
Nosotros le decíamos y él también se autodefine como un romántico del hockey. Esta filosofía en el banquillo te puede ir muy bien o muy mal. Él prioriza que el aficionado que vaya a ver un partido vuelva porque le ha gustado. No puede concebir el partidos amarrategui de todos cerrado dentro del área. Es su filosofía. A veces ha perdido finales por jugar demasiado abierto y en este caso ha sabido leer muy bien los partidos, ha sabido retroceder en el momento que le tocaba sin renunciar al hockey que le gusta, porque contra Italia y Portugal también los fuimos a buscar y no renunciamos a nuestro ADN.

A pesar de la calidad impresionante de Portugal, en el cómputo global de los 50 minutos ustedes fueron superiores.
Salvo los diez primeros minutos de la segunda parte, fuimos superiores. Quizás el 2-0 al descanso, la verdad, nos hizo más daño que bien. El guión que habíamos establecido se cumplía y lo seguíamos sin fisuras. Salimos un poquito especulativos y lo pagamos muy caro. Después el equipo se sobrepuso a los dos goles, dos golpes durísimos. La calidad individual de Portugal es brutal, con jugadores que están dentro del top ten mundial. La sorpresa negativa fue Argentina.

¿Qué pensó cuando a 10 segundos y con 3-2 a favor su técnico dijo a Marín que no fuera a marcar la directa y tirara a la valla para agotar el tiempo?
Sinceramente, pensé que la propuesta era la buena, que era lo que había que hacer. Naturalmente, que tenía que disimular en lanzar fuera porque si no vas a portería expresamente te pueden señalar falta. Marín hizo lo que tenía que hacer. Lo que es lamentable es que Diogo Rafael simulara una agresión cuando no lo tocó. Aprovecharon la fama de Marín de jugador algo más polémico y simuló una vez. Rafael es un jugador del Benfica que muchas veces usa las trampas. Lo encuentro lamentable. No le salió bien. Le salió bien en ese momento pero al final quien tiene la copa en casa y la medalla somos nosotros. También puedo añadir que perdí una final de copa de Europa con el Oliveirense en parte por un teatro suyo. Nada nuevo. Es un reincidente y todos lo conocen. Es una pena para nuestro deporte.

Verse campeón y de repente tener que afrontar una prórroga fue un momento durísimo…
Puedo asegurar que es la situación más complicada que he vivido nunca en una pista. Me acordaré toda la vida. Le dije a nuestro portero Mali que tenía ganas de llorar, emocionado. Seis segundos después veía como el equipo contrario marcaba una falta directa en el rechace. Fue como vivir un sueño y una pesadilla a la vez. Ahora, hablando de todo, me estoy volviendo a emocionar.

Y llegan los penaltis, con su ex compañero Henriques bajo palos y su fama en las tandas.
Es un especialista a nivel mundial en pelotas paradas, sobre todo en penaltis. Yo fui el último lanzador y eso jugó a mi favor porque pude ver los tiros anteriores. Marín lo lanzó muy bien, el primero, pero Henriques lo detuvo y puedo decir ahora que a raíz del lanzamiento, apenas en el lugar donde yo lo quería tirar, cambié mi elección, aunque miré al lugar inicialmente previsto para engañar Henriques. Lamas me preguntó que cómo podía lanzar. Le dije que la había de lanzar con mucha rapidez, para cogerle un poco desprevenido. Si Lamas no hubiera marcado y empatado, eso me habría supuesto una presión añadida. No es lo mismo lanzar para continuar vivos que para ganar el título.

Un año redondo. Lo mejor?
Sin duda. A nivel individual, cuando eres más joven no disfrutas tanto los momentos, sino que los sufres. Ahora disfruto más cuando hay presión. Tengo muy claro cuál es mi trabajo. Yo no tengo que ser protagonista nunca.

Esta vez, un poco…
Bueno, ya me entiendes. Lo que tengo que hacer es ayudar a los compañeros, que no nos hagan goles y organizar. Si las portadas y los titulares se los llevan ellos, estoy muy orgulloso.

Usted, sin embargo, ha tenido un gran peso tanto en el vestuario como en la dinámica del juego.
Me gusta asumir responsabilidad, tanto en los buenos como en los malos momentos. Me autocritico mucho, a veces demasiado, y eso es positivo. Cuando gano siempre creo que hay cosas a mejorar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: