Pere Cañellas, la experiencia del PAS Alcoy

Fuente: elnostreperiodic.com.- Será la novena temporada de Pere Cañellas en el PAS Alcoy, ocho de ellas en OK Liga. Llegó con 24 años procedente del Areces de Primera División y en Alcoy no solo encontró la estabilidad deportiva que le faltó en los primeros años tras salir de la cantera del Barça, sino también la personal. Se casó con una alcoyana y de aquí son sus dos hijas. “Me siento un alcoyano más”, sostiene.

Muchos le empiezan a ver como un futuro inquilino del banquillo del Patín Alcodiam, aunque piensa que aún le quedan “tres o cuatro años más” de hockey y la opción de entrenar le queda aún lejos, “pero es algo que cada vez lo tengo más presente”.

Le queda una asignatura para tener el carnet nacional y esta temporada se estrena como coordinador de la base del club, además de dirigir desde el banquillo al equipo infantil que a su vez hará el papel de filial tras la reestructuración habida con su llegada a la cantera.

Comenzamos hablando de tu nueva ocupación como coordinador de la base, ¿Por qué ese giro, de capitán y jugador de la primera plantilla a implicarse con la cantera y asumir su dirección y ser entrenador?
Lo de entrenar no es algo nuevo para mí. He sido entrenador del benjamín y el año de la sanción estuve dirigiendo al segundo equipo. Fui yo quien me ofrecí a dar este paso. Veía que había cierto déficit en la base y entendí que de esta manera podía ayudar. La cantera es el futuro de cualquier club. No puede ser que nos acordemos de ella cuando las cosas vienen mal dadas económicamente. La función de coordinador la venía desempeñando Diego Mir, pero tras su marcha hubo cierto vacío y no se estaban haciendo las cosas como exige un club como el nuestro.

¿Has llegado y tu mano no ha tardado en dejarse notar?
Sé que algunas decisiones no han gustado. No puede ser que en el segundo equipo haya gente jugando como un hobby. Un filial está para formar jugadores con proyección que en un momento dado puedan dar el salto al primer equipo. Eso no se daba y el problema lo tenemos ahora. No puede ser que un equipo de OK Liga no tenga ni equipo júnior ni juvenil. Nuestro filial ahora mismo es el infantil, que hace las funciones de segundo equipo jugando en Liga Autonómica frente a rivales que tienen 30 o más años. Un fin de semana pueden disputar hasta tres partidos porque también compiten en la liga juvenil. Es un equipo que tiene mucho futuro por su calidad. Esta temporada como mínimo pensamos que puede alcanzar la fase sector y no descartamos que acabe clasificándose para el Campeonato de España. Comenzaron la Liga Autonómica perdiendo 7-4, pero es algo que ahora mismo no nos preocupa. Es verdad que en ese equipo juega Carlos Pérez y Carlos Cantó, pero son dos jugadores aún jóvenes que en cualquier momento pueden dar el salto al primer equipo.

¿Te ves sentado en un banquillo ejerciendo como entrenador a corto plazo?
Quizás más a largo plazo, creo que aún me quedan tres o cuatro temporadas buenas de hockey. Son tantos años dedicados a este deporte que se me hará raro colgar los patines. Mi vida ha girado en torno al hockey. Los veranos se me hacen eternos cuando no tengo un stick en la mano. Estoy acabando el curso de entrenador nacional. Espero este año tener el carnet, me queda una asignatura. Estoy sacándome el curso con Borregán y siempre me dice lo mismo, que mientras el cuerpo aguante que siga jugando. Armengol está en activo con 40 años y es el mejor. Tengo 33 pero siempre me he cuidado mucho y me queda cuerda para rato. Es verdad que no tengo el físico de hace diez años pero compenso esa carencia con un mejor conocimiento del juego.

¿Recuerdas cuándo llegaste a Alcoy?
Perfectamente, fue un 8 del 8 de 2008, en plena Olimpiada de Pekín. Aún en la familia lo recordamos, puesto que siendo yo alevín vine con el Vendrell a Alcoy a jugar un campeonato de España. Fuimos segundos y en una foto de aquel día aparece por casualidad quien años después iba a ser mi cuñada.

¿Fuiste jugador del Barça?
Jugué con ellos como juvenil. Mi gran equivocación fue precipitarme dejando la entidad y fichar por el Lloret para jugar en OK Liga. Al año siguiente me fui al Vilanova, también en OK Liga, pero al poco de comenzar la competición cesaron al entrenador que me llevó. Decidí dar un paso atrás pensando luego dar dos al frente y me marché al Lleida, que estaba en Primera División. Ese año recuerdo que me hacía 200 kilómetros en coche a diario. Por la mañana trabajaba en la carpintería de mi padre y por la tarde entrenaba. Logramos subir, tuve varias ofertas y a todas dije que no. Una semana antes de comenzar la liga me dieron la baja. Afortunadamente el Areces se enteró y me fui para Asturias. En Grado estuve dos temporadas. Es una ciudad que vive el hockey como en Cataluña.

¿Es cuándo el Patín Alcodiam se cruza en tu camino?
Vine para dos temporadas y me renovaron para otras dos. Me salió un primer año muy bueno. Fueron temporadas donde el hockey era otra cosa. Veías el pabellón nuestro y era raro la semana que la grada principal no se llenaba. Igual pasaba cuando ibas a cualquier pista de Cataluña. Es muy triste lo que está sucediendo ahora. Se ha manejado muy mal la promoción del hockey. Recuerdo el año en el que los clubes pagaban porque sus partidos se vieran por Teledeporte cuando siempre la televisión ha dado dinero a los clubes. Ahora mismo la OK Liga es casi una liga amateur. El Patín Alcodiam es uno de los pocos equipos que aún paga junto a los grandes porque de lo contrario sería imposible subsistir al estar muy alejado de Cataluña. Tiene mucho mérito lo que se ha conseguido en este club. Salvo un año que estuvimos en Primera Nacional y fuimos campeones de la Copa Príncipe, llevo ocho temporadas en OK Liga con años jugando en Europa y clasificándose para la Final Four o jugando la Copa del Rey. El aficionado alcoyano debería valorar más todo lo que se está haciendo desde la entidad y que se viera más público en la grada.

La nueva temporada arranca sin Ferran Formatjé, estandarte del equipo las tres últimas temporadas y buen amigo personal. ¿Una baja importante para el equipo?
Sin duda, vamos a notar mucho su ausencia. Era un genio dentro de la pista y le echaremos de menos. Cuando las cosas iban mal, ahí estaba él para marcar las diferencias. Hemos de aprender a convivir con ello. Ha venido Maxi Oruste, que es otro gran delantero. Si el Barça le quiso en su día fue por algo. Es más físico. Salvando las distancias podríamos comparar Maxi y Ferran con Cristiano y Messi.

Con las llegadas de Maxi Oruste y Mathias Arnáez, los jugadores argentinos casi son mayoría en el vestuario azulgrana.
No va a ser ningún problema, además están Tutti Baeli y Fran Roca que llevan un año con nosotros y están más aclimatados al juego de la OK Liga. Vienen de un hockey más directo que nada tiene que ver con el que se practica aquí. También ha llegado Roc Llisà para ocupar la vacante dejada por David Gelmà. Es un interior muy inteligente a la hora de abrir espacios, pero viene de no jugar mucho. Hemos salido perdiendo en algunas cosas pero ganamos en otras. Habrá que tener algo de paciencia. Sin Ferran Formatjé y David Gelmà tendremos menos pegada y esa falta de gol habrá que compensarla estando más juntos y siendo defensivamente más fuertes.

¿Tenéis a favor que Sergi Punset sigue en el equipo y habrá continuidad en el banquillo?
Sobre todo al principio, los que llevábamos un tiempo en el equipo lo acusamos mucho. Veníamos de ocho años con Diego Mir jugando de una manera. Hubo muchos cambios y nos costó acoplarnos a su forma de ver el hockey. Ahora ya sabemos lo que quiere y todo es más fácil. El objetivo es la permanencia. Lo ideal sería que hubiera una liga muy competida en mitad de tabla y que nosotros estuviéramos en ese grupo de equipos. Venimos de hacer una buena pretemporada, pero siempre nos ha costado empezar, creo que ningún año comenzamos la liga ganando. Va a ser muy importante ganar los dos primeros partidos de casa.

Anuncios

One Response to Pere Cañellas, la experiencia del PAS Alcoy

  1. Alcoià dice:

    Como dice Pere actualmente no hay ni juvenil ni junior, los años anteriores como si no hubiera habido. Una pena.
    Que curioso, cuando llegó Diego Mir habia mucha gente en la cantera, los equipos iban a todos los sectores i la mayoria a los campeonatos de espanya, muchos años consiguiendo muy buenos resultados.
    Al llegar Diego a entrenar, en dos o tres años la gente d toda la vida dejaba el hockey o cambiaban de club, ya simplemente por jugar, hasta llegar a hoy en dia, un club de ok liga sin cantera. El amiguismo i el hacer las cosas mal es lo que tiene i a sido una verdadera pena.
    Lo que más pena dió es que se fué i lo vendieron como su hubiera sido un héroe i no se sieron cuenta de que en verdad él i los que manejaban el club lo destrozaron todo.
    Espero que en poco tiempo todo vuelva a ser como hace 12 o 13 años.
    Mucha suerte Pere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: