Carlos Nicolía: “Hay cada vez menos semillero argentino, los jóvenes tienen muchas pretensiones”

Fuente: clasicodeportivosj.jimdo.com.- Carlos Nicolía es muy particular. Por varios motivos, su calidad técnica, táctica pero sobre todo su personalidad. No solamente es “avasallante” como jugador, recio, frontal, decidido, que lo hace distinto, indudablemente. También es una persona especial, intimista, humilde, que suele decir frases como estas: “Hace 3 años ganamos el mundial, y fui el deportista más feliz del mundo. Pero duró poco. Hace un año lo perdimos y todavía me duele”.

Habló de todo, no escapó a ningún tema, su Benfica actual, la selección, la renovación en el plantel y la nueva generación de hockistas argentinos. “Hoy tienen muchas pretensiones los jóvenes y los clubes europeos están mirando en casa. Ya no hay más negros David Páez o Carlos López”, sentenció. Carlitos es un apasionado del hockey y esa pasión, con que lo vive y lo transmite en la cancha, también lo demuestra en palabras. “Semillero argentino cada vez hay menos. Antes tenías 5 jugadores de 16 años que decías uno por club la rompe, estaban con un pie en Europa. Hoy hay mucha diferencia entre un argentino de 16 y un portugués o español de 16. Física y mentalmente”.

No deja de preocuparse por el futuro de nuestro hockey, cita al mendocino Facundo Navarro (17) como la figurita argentina del momento, “la está rompiendo acá en las inferiores del Sporting” y sostiene que  “hay jugadores jóvenes de nuestro país con muchas condiciones pero hace rato tendrían que estar acá.  Nicolía no cree en una renovación inmediata en selección. “El más grande tiene 35 años, y sinceramente espero que nos den una segunda posibilidad en Barcelona, a la mayoría. Hasta que no lo ganemos  de vuelta, no se me va a pasar la amargura” expresó. “Creo que lo perdimos nosotros al mundial. Los jugadores no entrenamos como debíamos, no tuvimos mucho tiempo porque también cada uno tenía sus cosas personales. Sinceramente si volvería para atrás cambiaría, especialmente en mí, muchas cosas. Teníamos un equipazo pero nos faltó ese hambre de ganar que tuvimos en Francia”.

El notable internacional argentino también dejo claro que “si pretendemos ganar o estar a la altura de un mundial, tenemos que entrenar en Europa. Acá están las mejores canchas, y donde se dan las mejores condiciones para entrenar”. Terminado el mundial, como siempre ocurre, las culpas o responsabilidades no tardaron en llegar. Y sobre este particular, Nicolía también dio su versión. “Sabes lo peor de todo, que luego dijeron que hubo problemas entre nosotros y eso es lo de menos. Somos 10 amigos, nos conocemos desde chicos,  lo que menos tenemos es problemas entre nosotros.  Y con el cuerpo técnico qué problema vamos a tener si ellos son uno más, vamos por una ilusión de representar a nuestro país. Es más fácil, para muchos, echarle la culpa a los que fuimos al mundial que ver realmente que cada vez hay menos jugadores argentinos fuertes en Europa y por algo será”

Así, como muchos jugadores suelen caer en “depresión” o abandonar la competencia mundialista después de un fracaso, Carlos Nicolía, todo lo contrario, renueva su energía y saca pecho cuando se le consulta sobre nuevas y eventuales convocatorias. “Yo a la selección siempre. Mientras pueda aportar algo, con mis defectos y virtudes, obviamente que voy a estar.  Si Darío me quiere ahí estaré, ojalá siga siendo el entrenador. Fue el que sacó a la Argentina campeón del mundo después de 16 años”.

Su presente

Benfica, su actual club, lo tiene seguro por cuatro años más. Sostiene que es un momento particular del club y del campeonato. Es tan parejo el nivel que no se pueden descuidar. Segundos en el campeonato nacional, a un punto del Sporting (49), jugarán cuartos de final en la Copa Portugal y en la Liga Europea, ante el mismo rival, Porto. Es un presente auspicioso para carlitos y su familia. “El presente, a ful. En lo deportivo no podemos parar,  es tan parejo  el campeonato que cometes un error y perdés el partido. En Copa de Portugal vamos contra Porto en su cancha, en Champions, ida y vuelta también con Porto. Un certamen y un año muy intenso, lo lindo de este deporte, sobre todo en Portugal, que es para cualquiera”.

Pese a destacar el presente, el argentino no olvida la desazón de perder el campeonato del año anterior, “por otras manos que nos sacaron el título” dijo. “En Portugal el año pasado nos anularon un gol a 1 minuto del final,  totalmente legal, ósea anular ese gol era sacarle el campeonato a Benfica y dárselo a Porto”. En Portugal, los tres principales equipos que pelean el campeonato tienen jugadores argentinos en sus planteles. Para el jugador compatriota del Benfica, “Obviamente que es un plus especial, sino no sería lo mismo. En Sporting, el cabezon (Matias Platero) juega todo el partido, en Porto, el Nalo (Emanuel García) indiscutible y yo en Benfica, hago lo mejor que puedo”.

Para cerrar, no olvidó mencionar la felicidad que le produce estar en ‘las Águilas’. “Estoy muy bien en el Benfica, mi familia está muy feliz acá y eso es súper importante para mí. Ellos están bien, yo estoy bien” expresó. El ex Olimpia Patín Club no reconoce ser uno de los mejores jugadores del mundo, “es algo que nunca le di importancia, es más lindo ser reconocido por lo que hago ganando campeonatos” y cierra con una frase que lo muestra humilde y de corazón blando. “Cuando gané el mundial muchos decían que fui el mejor y a mí solo me alegró la vida ganarlo. Cómo y el modo no me importó”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: