Concepción, rey indiscutible en la liga nacional A-1 argentina

Fuente: diariodecuyo.com.ar.- Le pasó la escoba. Dominó de principio a fin. Fue el partido que mostró la mayor diferencia entre uno y otro. Este Concepción de pura historia goleó 6-1 a Murialdo de Mendoza en el cuarto partido y se adueño de la serie final de la Liga Nacional A-1 de hockey sobre patines para gritar campeón a lo grande.

Fue en el templo mayor de San Juan. En el mítico “Cantoni”, donde ya escribió otra páginas gloriosas. Y lo hizo ante mucha gente. Muchos hinchas de los dos. A puro tambor y color de final. Una velada inolvidable en la que el Azul fue tejiendo su victoria en base a juego preciosista y efectivo.

El Azul, con David Páez como la manija de siempre, se adueño de la bola desde el primer instante. Movió y movió el juego para encontrar en algún momento la oportunidad de herir a su rival. Y lo logró a los 5′ cuando Damián Páez abrió el tablero. Murialdo sintió el impacto y no reaccionó. No lo hizo porque Concepción siguió siendo dueño de todo. Después, sobre los 9′, llegaron otros dos goles azules. Ambos de contragolpe. Primero el “Taco” Raed la mandó, de arrastre, al fondo de la red. Y tras tarjeta azul David Páez hizo una maravilla y la clavó.

Murialdo tuvo un penalti y Vargas marcó de rebote, pero antes que termina la primera parte Damián Páez metió el 4-1 y la historia estaba casi definida. Más aún cuando en el segundo tiempo llegaron dos goles del efectivo Raed. El partido terminó mucho antes que lo marcara el reloj. Concepción lo ganó con autoridad y demostró que es un campeón indiscutido.

Rey y ejemplo

Este David Páez, de 42 años, decididamente parece un pibe. Corre, mete, juega. Vuela, si se quiere. Y encima sabe tanto de hockey sobre patines que, hoy por hoy, es único. Anoche, como en todos los partidos de la serie final, brilló. Desparramó su categoría y guió a su equipo a una nueva consagración. Claro, no hay que quitarle los méritos al “Taco” Raed (se despachó con tres goles en el cuarto partido), el arquero Mauro Puzzella (que fue una muralla en su puesto) y la entrega, dedicación y efectividad de los otros tres: Martín Maturano, Ariel Romero y Damián Páez. Plantel corto, si se quiere, pero completamente efectivo.

El “Rey David” dejó en claro en esta final que todavía tiene pólvora. Ingenio. Capacidad. Y muchos adjetivos más. Él dice que en la Intercontinental se va a probar para saber si está en condiciones de ir al Mundial en España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: