Don Pelayo conquista María Pita

EQUIPO HOCKEYFuente: laopinioncoruna.es.- Una tarde cualquiera, en la céntrica plaza del Ayuntamiento, el cantarín acento asturiano regala los oídos de la estatua de María Pita. Don Pelayo intenta comunicarse con la heroína coruñesa, ahora que tienen tantas cosas en común. Siempre han existido vínculos entre Galicia y Asturias, dos comunidades vecinas y hermanadas por cultura, climatología, mar y bosques. Otro lazo de unión es el hockey sobre patines. Muchas generaciones han forjado una rivalidad histórica, pero también han hecho frente común a la hegemonía catalana. Ahora, la ciudad se ha convertido en un refugio para sus jugadores. Hasta ocho y un entrenador militan en los equipos de la ciudad: Stanis García, Toni Pérez, Aitor Prada, Juan José López y Aida Gutiérrez (Liceo); Carlos López y Diego Cantavella (Compañía de María) y Gonzalo Pérez (Cerceda) y Miriam de la Fuente (Borbolla). Casi una invasión.

El que lleva más tiempo es Toni Pérez. Llegó al Cerceda Liceo casi sin barba a los 18 años y tampoco es que ahora, con 23, sea un veterano -con un exilio temporal en Alcoy durante un curso-, pero ya es casi un coruñés más, sin perder nunca el orgullo de sus raíces ovetenses. Stanis García también lleva una buena temporada en el club verdiblanco. Después de forjarse como jugador en distintos puntos de la geografía española, se asentó en A Coruña, donde se convirtió en el coordinador de las categorías inferiores del Liceo e incluso llegó a dirigir al primer equipo cuando Carlos Gil tuvo un percance de salud.

A sus órdenes en la sección femenina está Aida Gutiérrez (24 años). Natural de Barros y formada en el Mieres, es una de las jugadoras más destacadas de Galicia. De hecho, el Borbolla quiso ficharla para la OK Liga femenina, aunque ella prefirió quedarse en el Liceo, donde completan la nómina de asturianos el portero ovetense Aitor Prada (19 años) y el defensa Juan José López (26 años). El primero aterrizó en A Coruña hace dos cursos, procedente del Areces, como relevo bajo palos de Tiago Sousa, pero con un papel secundario por la presencia de Xavi Malián. El último en fichar, el pasado verano, fue López, de Grado. Venía del Alcoy y después de estar separado del hogar por más de mil kilómetros, jugar en el campeón de la OK Liga tiene el plus de estar al lado de casa.

También acaban de llegar al Compañía de María el ovetense Diego Cantavella y Carlos López, de Belmonte de Miranda. Su presencia en A Coruña se debe a otro motivo por encima del deporte: los estudios. Con 18 años recién cumplidos comenzaron la carrera de INEF, pero confiesan que se decantaron por la ciudad herculina no solo por la proximidad, sino por la posibilidad de seguir jugando al hockey. Lo hacen encantados en Compañía de María, convertido en el favorito para que A Coruña consiga otro representante en categoría nacional. Si se clasifica para la fase de ascenso, probablemente se encuentre con el Oviedo, cuna deportiva de ambos, y solo podrá triunfar uno. ¿Corazón partido? Responden como auténticos profesionales: «Nos debemos a Compañía».

En el Cerceda recaló este curso el hermano pequeño de Toni Pérez, Gonzalo (19 años). En su caso, partía con ventaja porque conocía de sobra la ciudad, comparte piso con el delantero del Liceo y milita en su exequipo a las órdenes de un entrenador, Juan Copa, que en su día fue compañero de su tío en el Mieres. Todo queda en familia y se encuentra casi como en casa. El ovetense, uno de los jugadores jóvenes asturianos con mayor proyección, vio truncada su progresión con la renuncia del Roller a Primera, pero la salida del Cerceda fue el mejor flotador en la tormenta. Debutó en la máxima categoría, donde ya da muestras de su calidad con sus nueve goles.

Miriam de la Fuente (22 años) fue el refuerzo de lujo del Borbolla para su incursión en la OK Liga femenina. La gijonesa tenía experiencia en la categoría y se había proclamado campeona de Europa en las filas del Biesca Gijón -también pasó por el Mieres, donde coincidió con Aida Gutiérrez-. Llegó hace dos años, también con motivaciones académicas, y su adaptación a la ciudad no puede ser mejor. No solo lidera al equipo de Monte Alto, sino que coordina la base del Cambre y es entrenadora de la escuela de Oleiros.

Lejos de aquellos tiempos en los que el Cibeles desafiaba al imperio catalán y en el que se simultaneaban las presencias de Oviedo, Areces y Mieres en la OK Liga, el hockey sobre patines asturiano no atraviesa su mejor momento a nivel de clubes. La renuncia del Roller a Primera Nacional le dejó si cabe más huérfano, con el equipo de Grado como único representante en categoría nacional masculina. En femenina, sigue siendo un referente con el Gijón Solimar, uno de los mejores de España y Europa. La presencia de jugadores lejos de sus fronteras, en cambio, demuestra que no es un problema de calidad, sino de cantidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.