Denis, el hockista que venció dos veces a la muerte y hoy sueña con volver a las canchas

Fuente: tiempodesanjuan.com.- Vamos a conocer una increíble historia de superación. Cuando a Eliana Villalba le dijeron en el Servicio de Urgencias del Hospital Rawson que no había nada que hacer por la vida de su hijo Denis, que sólo quedaba esperar, ella supo que no quería bajar los brazos y que su hijo iba a recuperarse de la aneurisma que lo había dejado al borde de la muerte. Y así fue, el presentimiento de esa madre luchadora se cumplió y Denis se recuperó.

Pero cuando todo iba volviendo a la normalidad, la vida barajó de nuevo las cartas del destino del aquel entonces adolescente, y nuevamente lo  enfrentó a una situación que lo dejaría  al borde de la muerte por segunda vez. Hoy, a dos años, Denis Gutiérrez, un joven de 18, se recupera motivado por volver a las canchas de hockey, a la escuela y sobre todo, por su enorme fuerza de voluntad y ganas de vivir.

Cerca de la medianoche del 14 de Mayo del 2014 decidió no ir a la escuela el día siguiente para poder tomar una sesión de kinesiología para volver con prontitud a las canchas de hockey, deporte que lo apasiona y practicaba desde los cinco años. Pero a medianoche se despertó descompuesto y fue su madre la que lo encontró tirado, en uno de los pasillos de la casa, a los gritos de: “la cabeza, la cabeza, me duele”, y minutos después su cuerpo no le respondió más.

“Llamé a mi otro hijo y como pudimos lo llevamos hasta la habitación, estaba duro. Cuando lo acostamos empezó a hacer un sonido similar a un ronquido y en ese momento me acordé que mi abuela decía que las personas antes de partir hacían el ronquido de la muerte. Desesperada llamé a la ambulancia. Al llegar al hospital, y después de algunos estudios, me comunicaron que mi hijo había sufrido una aneurisma y que no había nada por hacer, sólo esperar a que partiera. Pero yo supe que no iba a ser así, que él se iba a recuperar, que él se iba a quedar conmigo”, contó Eliana, la mamá de Denis.

Y así fue, la fuerza de luchador, las ganas de vivir y su pasión por el hockey lo hicieron salir adelante. Para ello fueron necesarios dos meses en terapia intensiva, dos meses en sala común y casi un año de rehabilitación con neuroestimuladores, fonoaudiólogos, psicólogos y nutricionistas. “En un ocho meses Denis ya caminaba solo de nuevo, hablaba, estaba casi completamente recuperado”, agregó Eliana.

Denis practicaba hockey desde los cinco años, comenzó en Colon Jr. y luego se cambió a Bancaria, club en el cual jugó como arquero hasta que sufrió el ACV.  Es más el día anterior a aquella madrugada, Denis había ido con su abuelo Roberto Villalba, al que él llama su “Ángel” guardián, hasta Pocito a jugar un partido contra Aberastain que fue suspendido. Luego al regresar al club, fue a tomar un helado con sus amigos del club y ese fue su último recuerdo previo a sufrir el accidente cerebro vascular.

Por motivo de una cirugía que le permitiera corregir las malformaciones producto de la aneurisma, en el 2015, a un año del accidente, Denis viajó a Buenos Aires. La cirugía fue un éxito, sin embargo un nuevo obstáculo se ponía delante de la vida del adolescente.

“En el Hospital Gutiérrez nos dijeron que existía un 90 por ciento de probabilidades de que Denis volviera a sufrir una aneurisma, que era necesario una cirugía y que el riesgo de la misma era muy alto. Ese día, Denis decidió seguir peleando por su vida y me dijo: ‘Quedate tranquila ma, si lo superé una vez, lo voy a hacer dos’, y eso bastó para que yo supiera que mi hijo iba a salir adelante una vez más”, relató Eliana.

“Antes de entrar al quirófano me dijo ‘chau ma’ y me sonrió de una manera que no me voy a olvidar nunca en la vida. Después de 21 horas que duró la operación, por fin salió el médico y me dijo, con el rostro cansado pero sonriente, que la operación había sido un éxito”, agregó la mamá.

Si bien las secuelas de la operación fueron más severas, no fue nada que Denis y su mamá no pudieran superar. A dos años de la operación, Denis realiza rehabilitación domiciliaria con todo un equipo médico dispuesto a ayudarlo a salir adelante y siempre pensando en su ansiado regreso a las canchas de hockey.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: